jueves, 17 de noviembre de 2016

Me dijeron por ahí - Facundo Cabral



Letra de Me dijeron por ahí

(Letra y música de Facundo Cabral)


Dice el gaucho de la pampa donde comencé a cantar,
Dice el gaucho de la pampa donde comencé a cantar,
que cuando el caballo es de uno
no lo tenemos que atar,
que cuando el caballo es de uno
no lo tenemos que atar.

(Si la tenés que cuidar tanto, todavía no es tu mujer)

Una tarde Mexicana me dijo Laura Esquivel,
una tarde Mexicana me dijo Laura Esquivel...
A la mesa y a la cama sólo se llama una vez,
a la mesa y a la cama sólo se llama una vez.

(Tenés que estar atento 
porque por ahí te quedas afuera de la fiesta)

En la Sierra Tarahumara a una niña le escuché,
En la Sierra Tarahumara a una niña le escuché,
Pa’ qué voy a tener hambre si no tengo que comer,
pa’ qué voy a tener hambre si no tengo que comer.

Al costado de Florencia un Jesuita me enseñó,
Al costado de Florencia un Jesuita me enseñó,
que es mejor que uno no pida aquello que nunca dio,
que es mejor que uno no pida aquello que nunca dio.

(San Agustín aconsejaba solo pide justicia
pero sería mejor que no pidieras nada
o dicho de otra manera no interrumpas
con tu pequeña cabeza la grandiosa tarea del Señor
mi madre decía que el que va al templo a pedir
no es un cristiano sino un mendigo
Alguna vez un presidente de mi país
cuando le presenté a mi madre le dijo
que gusto de conocerla Sara en que puedo ayudarla
y mi madre le dijo con que no me joda es suficiente)

Los gitanos de Sevilla nunca dejan de cantar,
Los gitanos de Sevilla nunca dejan de cantar,
que es mejor gastarse andando
que cuidarse en un lugar,
que es mejor gastarse andando
que cuidarse en un lugar.

(No pierdo tiempo en cuidarme 
la vida es bella o peligro,
el peligro del amor, mi madre tuvo 7 hijos
si ella se hubiera cuidado de mi padre y su fervor
a la reunión de esta noche le faltaría un cantor)

Dicen los hombres barbados del desierto de Néguev,
Dicen los hombres barbados del desierto de Néguev,
que aunque uno esté dormido no deja de amanecer,
que aunque uno esté dormido no deja de amanecer.

En la India milenaria de los viejos aprendí,
En la India milenaria de los viejos aprendí,
que sólo aquel que ha vivido tiene derecho a morir,
que sólo aquel que ha vivido tiene derecho a morir.

Por el mundo caminado he podido comprobar
Por el mundo caminado he podido comprobar
que el que fácilmente halaga fácilmente insultará
que el que fácilmente halaga fácilmente insultará.

(Doy la cara al enemigo, la espalda al buen comentario
porque el que acepta un halago empieza a ser dominado
El hombre le hace caricias al caballo... pa montarlo)

Por el tiempo que he vivido yo les puedo asegurar
Por el tiempo que he vivido yo les puedo asegurar
que el amor nunca se muere sólo cambia de lugar,
que el amor nunca se muere sólo cambia de lugar.
que el amor nunca se muere sólo cambia de lugar.

Si señor.

Me dijeron por ahí acordes Facundo Cabral

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Música de la semana